Blog  

Publicaciones de Jordi Delàs

Se ha propuesto el año 2030 para erradicar la pobreza extrema y 2021 la hepatitis C. Fechas para diseñar y conseguir resultados en la fecha prevista. Tabaco, ejercicio, perder peso, inglés, esquiar. Para conseguir dejar o aprender es necesario desearlo y fijar fecha. Mañana, el 2018 o como en los anteriores propuestas, 2021 o 2030. En la pluralidad de fechas y plazos, no hay compromiso para el fin de personas sin techo. En nuestro entorno, la pobreza extrema está vinculada a no tener un lugar donde protegerse. Comida, ropa aparece y felizmente también la asistencia sanitaria para situaciones críticas. Leer más
Cuidar e intentar curar a las personas es una maravillosa ocupación, a menudo dura, exigente y absorbente, que hace pasar los días y años rápidamente. Pero también ofrece un impagable hábito de preguntar qué le pasa y de intentar ponerse en lugar del atendido porque, de otra forma, no hay una buena actuación profesional. Esta magnífica proximidad y el anhelado deseo de mantener la integridad del paciente nos lleva a poner grandes recursos técnicos y humanos al servicio de esa persona. Es nuestro objeto de estudio, de atención y dedicación. Acompañamos en el infortunio y es el combate contra la fatalidad y el desconocimiento de tantos procesos cuyo origen y desencadenamiento ignoramos. Leer más
Antonio Machado anunciaba al ciudadano que estaba por llegar que una de las dos Españas iba a traumatizarle ampliamente. Y, en la actualidad, persisten situaciones antagónicas en Catalunya y España que se requieren una a una, las cuatro, para justificar los argumentos de la propia persistencia. Leer más
El poeta Ricardo Fernández Esteban en su blog nos recuerda que la palabra es mágica porque tiene el poder de convertir sones en sentimientos. De hecho oímos o decimos a menudo, "estas palabras me han hecho daño o, por el contrario, me han hecho bien". Aun si la información es desfavorable, hay quien tiene también la magia de que sus noticias sean menos dolorosas y se reciban de forma más positiva. Leer más
Una vez al mes tenemos la oportunidad de hacer deporte con personas ingresadas en instituciones penitenciarias. Son un par de horas, al aire libre, en las que no pensamos en lo que hicimos antes y haremos después y nos concentramos en una competición en que poco importa quién gana y quién no. Al final un refresco, una bolsa de patatas, un abrazo, "hasta la próxima". La prisión es una gran lacra de la sociedad que siempre se ha intentado defender levantando muros que para seguir creciendo algún día tienen que ser derribadas. Leer más