Blog  

"María libre"

372
17-12-2018

El cannabis está muy extendido entre nuestros jóvenes. Según El informe 2017 sobre alcohol, tabaco y drogas ilegales en España, en el grupo de 15 a 24 años de edad, el 19,9% ha consumido cannabis en los 12 meses precedentes, mientras que en escolares de 15 a 16 años, el 27% lo ha probado.

El comercio ilegal da lugar a gran cantidad de dinero que pasa a la economía delictiva, dotándola de gran poder adquisitivo, antes de volver al mercado normalizado. En España consumir cannabis es una actividad castigada con multas, pero nunca con cárcel. Tampoco es delito penal la posesión de estupefacientes para el uso propio. Pero el tráfico de cannabis es la principal causa de ingreso en prisión en España, dentro de los delitos vinculados a las drogas. 

María libre fue un grito que surgió en generaciones de jóvenes que descubrían la marihuana, mientras que sus mayores quedaban al margen, con un absoluto desconocimiento de lo que sucedía y con la única respuesta del rechazo absoluto.

No es  extraño que algunos estados quieran controlar el consumo de cannabis, saber su composición, impurezas, condiciones de manipulación. Que el comercio se realice dentro del marco legal, regulado y con pago de impuestos. Que se sustraiga dinero a las organizaciones delictivas y disminuyan condenas e ingreso en prisión.

¿Aumentará su utilización?

En Uruguay la legalización del cannabis, mueve 10 millones de dólares frente a los 30 del   mercado ilegal. Se vende en tiendas autorizadas y no hay datos de aumento de su utilización. 

En Canadá se propone, en palabras del Primer Ministro Justin Trudeau, a partir de la  legalización mantener la marihuana fuera del alcance de los jóvenes y eliminar a las organizaciones criminales de su comercio

En nuestro país, la actual situación de prohibición de la venta de cannabis no parece que vaya a modificar la realidad actual. Las ventajas de introducir cambios permitiría, como cita Joan Colom, subdirector general de Drogodependències de la Generalitat en entrevista en La Vanguardia (6-11-18), tener datos reales, con información más fiable para la prevención, en lugar de mirar hacia otro lado, ya que el consumo persiste en el mercado negro.

Jordi Delás, médico
0.0
canada Drogas marihuana cannabis legalización

No hay ningún comentario de momento...

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado.