Blog  

2 Resultados de etiquetas por ambición

Estos 6 meses en casa con Claudia, a la que he dedicado la mayor parte de mi tiempo, he pensado sobre la ambición. Palabra que puede llevar connotaciones tanto positivas, como negativas. Según se mire. Por ejemplo, me considero una persona poco conformista y algo ambiciosa. Aún así, he pausado mi vida profesional e incluso parado mi carrera como periodista al llegar esta nueva persona a nuestras vidas. Lo he hecho de forma consciente y voluntaria. Para algunos, esto puede ser interpretado como poco ambicioso. Depende. Leer más
Hace algún mes reflexionaba en este mismo blog sobre la cara negativa de la ambición. Lo hacía a partir de una conferencia a la que asistí en el Palacio Pedralbes. Ahora ya han pasado dos meses, y me animo a escribir sobre la parte positiva de la ambición. Recapitulando lo escrito en el artículo anterior: alguien que ambiciona de forma negativa, es alguien que se mueve según sus intereses sin pararse a pensar si la acción podrá dañar a otros o incluso a sí mismo ("Las tumbas están llenas de biografías y no de restos humanos"), es alguien que busca metas y desafíos cada vez más difíciles y no disfruta de los logros que ya ha obtenido durante el camino ("Caminamos con el ego entre los dientes como si fuera un cuchillo"), suele estar insatisfecho, quiere controlar cualquier situación, busca competir con el otro y mide su valor por los éxitos que acumula ("Somos ansia y contabilidad"). Leer más