La sagacidad de los encuestados

Jean-​Pierre Raffarin fue nombrado primer ministro un día después de que Chirac venciera las elecciones. Era un político desconocido, venía de una ciudad de provincias y el 90 por ciento de los franceses no sabían quién era. Sin embargo, al día siguiente, la empresa Sofres hizo una encuesta y el 64 de los franceses creían que Raffarin era “una buena elección”, que era alguien “abierto al diálogo”, “próximo a la preocupación de la gente”, “simple y directo”. Un día bastó para el juicio: ¿el aspecto de bonachón de Raffarin? ¿Unos medios que lo definieron amablemente y la gente les creyó? Sea como sea, en un día, los votantes ecuánimes supieron ver en Raffarin al hombre que Francia necesitaba. Qué admirable sagacidad la de estos encuestados. Qué ojo crítico. Esperemos que al menos el tiempo les dé la razón.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad