El amo y su perrito

California es probablemente uno de los lugares del mundo más innovadores. Está en la cresta de la ola de la humanidad, diríamos. Sobre todo en el ámbito de los negocios. Allí está Silicon Valley, Hollywood, etc. Ahora, en San Francisco, Lou Hawthorne ha creado Genetic Savings&Clones. Es una empresa para clonar animales domésticos. Lou ha hecho la siguiente regla de tres: los animales domésticos son muy queridos por sus amos, estos animales un día mueren, y el amo pagaría lo que fuera para tener uno igual. De momento han clonado gatos. Pero el negocio se ve que está en los perros. En 2003 ya se podrán clonar perritos, incluso retocarlos genéticamente para “producir perros aumentados o mejorados”, según Lou. Costará 20.000 euros, pero en 2005 los costes bajarán hasta unos 6.000. Un regalo para poder crear una saga tipo Bobby II, Bobby III.
Esto de hacer progresar la ciencia después de realizar un estudio de mercado para ver dónde hay que invertir no está nada mal. Por suerte parece que nunca los perros manejarán suficiente dinero como para que a alguien se le ocurra invertir para investigar cómo clonar a sus amos.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad