La guerra deja las cosas peor de lo que están

Miguel Delibes
Escritor
La “última ratio”, la guerra, última solución de un conflicto, no es la última sólo por no tener otra solución detrás, sino porque deja las cosas peor de lo que estaban al plantearse el problema. Este convencimiento ha llevado a los hombres del siglo xx, como se ha puesto de manifiesto en Irak, a rechazar la guerra como solución de cualquier diferencia y apelar, en su lugar, a cualquier otro remedio. A esto añadamos que es esta determinación la única que salva la dignidad del hombre, le libera de responsabilidad por la muerte de un semejante, y deja a salvo sus sentimientos religiosos o simplemente humanos.

Revistas del grupo

Publicidad