Menos guerras

La percepción puede ser otra, pero la verdad es que cada vez hay menos guerras en el mundo. En todas las categorías posibles de conflictos: golpes, guerras civiles y entre Estados, y genocidios. La única división que ha crecido es la de terrorismo internacional, por razones bien conocidas. Todo esto lo dice el Informe de Seguridad Humana que ha publicado un instituto que depende de la Universidad de la Columbia Británica.
La principal diferencia con el pasado es el final de la Guerra fría y del colonialismo, lo que elimina muchas causas de disputas y hace más fácil el trabajo de Naciones Unidas y sus misiones de paz. La asignatura pendidente es la África subsahariana, que concentra la mayor parte de conflictos (aunque de 2002 a 2003 pasó de 41 a 35). El sudeste asiático, América Latina y el norte de África –regiones complicadas hace unas décadas– están mejor. Desde 1992, hay un 40 por ciento menos de guerras, y si contamos sólo las que causan más de mil muertes en acciones bélicas, hay hoy un 80 por ciento menos.
El informe también cuenta que desde 1946 hasta 2003 el país con más conflictos ha sido Birmania, seguido de India, Etiopia, Filipinas e Israel. A continuación ya vienen Reino Unido y Francia, que tuvieron largas batallas debido a sus colonias. El informe también detalla la mayor posibilidad de guerras de los países más pobres. A mayores rentas, menos guerras.
Según el director del informe, Andrew Mack, si alguien pudiera tener una percepción distinta se debe a lo siguiente: “La ignorancia de estos cambios se debe a que los medios globales dan muchas más importancia a las guerras que empiezan que a las que tienen un final tranquilo”. Tiene algo de razón.

Revistas del grupo

Publicidad