Más horas que nunca

Ya hace años que España va bien. Al menos, bastante bien. La economía crece a un ritmo sostenido y en algunos sectores este país aparece como ejemplo a seguir. El mérito es de todos, claro. Aunque a algunos gobiernos –de todos los colores– les gusta echarse florecillas.
Sin embargo acaban de publicarse unos datos sobre el cambio en horas trabajadas entre 2000 y 2005. Los españoles somos los que más horas hemos aumentado, a una media de casi un 4 por ciento anual. Si en 2000 trabajábamos unas ocho horas, ahora lo hacemos casi diez.
Es un cambio notable. Tampoco hay que pasarse y ya hay voces que nos invitan a seguir el horario laboral europeo y estar a las cinco en casa, en lugar de utilizar dos horas para almorzar.
Veremos qué ocurre. De momento, queda claro que el progreso económico de España es mérito, sobre todo, de los trabajadores españoles. También son trabajadores, claro, nuestros políticos: suponemos de hecho que los gobernantes, con sus reuniones hasta la madrugada para arreglar mil y un asuntos, han echado una mano a este crecimiento en nuestras horas de trabajo.

Revistas del grupo

Publicidad