Algo de lo que dijo en El Ciervo

Lorenzo Gomis
ANTORCHA
De pequeños nos ponen una antorcha en la mano. Nos dicen que todos los que llevamos la antorcha somos cristianos. Pero cada uno de nosotros tiene que aprender a iluminarse con ella, a encenderse con el amor de su lumbre. Muchos, antes de aprenderlo, ya han arrojado su antorcha para ocupar sus manos con cosas menos ásperas. Otros continúan corriendo toda la vida, con la antorcha en la mano, a veces incluso se convierten en grandes propagandistas del uso de la antorcha, pero nunca aprenden, nunca consiguen iluminarse con ella. No la utilizan más que como señal, para distinguirse de los que no tienen antorcha. Y a otros, en fin, la antorcha les guía en el camino de su propio misterio, en la persecución de su propia música, hasta que, al fin del camino, la antorcha les ilumina los ojos de Dios.
Enero de 1954

CONVIVENCIA
Ahora todos invocan Europa, pero no todos de la misma manera. Todos saben, sin embargo, que Europa es el hogar de la diversidad autorizada y de la paciencia institucionalizada y que ésa es la esperanza cuando surgen reacciones de xenofobia y de intolerancia. La Europa que ha sobrevivido es la Europa de la tolerancia y, en esta escuela, la España que debe sobrevivir es lógicamente la España de la tolerancia y de la convivencia. ¿Hay convivencia en España? La hay. ¿Hay convivencia en Cataluña? La hay. Todo lo demás es secundario. Las leyes están para ser discutidas e interpretadas, como están para ser acatadas.
Septiembre de 1993

EUROPA
Europa ya no es un futuro soñado, envidiado, entrevisto. Es un presente. Y el presente necesita siempre reflexión y autocrítica para que no nos estanquemos en la complacencia del desánimo. Europa no pide un nuevo nacionalismo para cerrarse y enfrentarse con los de fuera. Europa es más bien la superación de los nacionalismos que la han llevado a varias guerras. Es una manera de sentirse próximos, que tiene que ser también prójimos.
Enero de 2002

LA PALABRA
Nos dicen que “no matarás” es un mandamiento que no sólo prohíbe quitarle la vida a otro, sino que también prohíbe quitarle la honra, el buen nombre, la estima de los demás. Y esto no es que sea difícil. Es que lo difícil es evitarlo. La palabra es un arma que se dispara sola y sin alarma de nadie. No deja sangre en la boca. Pero es terriblemente efectiva. Un adjetivo puede ser tan efectivo como un proyectil dirigido. Y es más barato.
Mayo de 1959

EL PERDÓN
No es preciso ser creyente para perdonar. El indulto es una institución perfectamente laica. La fecundidad humana del perdón no necesita de la fe para ser comprendida. Pero no se puede ser cristiano sin creer en el perdón y sin practicarlo. Al que no perdone –y no siete veces, sino setenta veces siete– Dios no le perdonará, se explica en el Evangelio. Jesús es el profeta consecuente del perdón. La cultura del perdón y el amor a los enemigos puede ser la mejor contribución cristiana a la aspiración contemporánea de la paz universal. El déficit histórico de perdón está engendrando nuevas guerras, aunque sea con medios más pobres. El olvido sin perdón es precario. El perdón sin olvido, inseguro e incompleto. Sabemos que hemos perdonado cuando hemos olvidado a gusto. Entonces podemos leer la historia sin pasión, como una memoria descriptiva de la vanidad de las pasiones humanas.
Enero de 1994

PROGRESO TÉCNICO
Yo no creo que el progreso técnico altere el fondo del hombre. El que es espiritual, se las arregla para serlo en todas partes; y el que no, siempre encuentra excusas y distracciones. Lo que pasa es que el progreso técnico aumenta las “posibilidades” de la vida humana; y también sus “tentaciones”. A fin de cuentas, por eso tiene dos caras. Creo que el progreso técnico es una aventura que hay que afrontar sin demasiadas ilusiones, pero con curiosidad. Vivir para ver.
Noviembre de 1957

RELIGIONES
La esencia de las religiones es que el hombre puede buscar a Dios e imitarle, y escuchar y aplicar la verdad de lo que Dios haya revelado a los hombres. La esencia de las religiones es que Dios existe y que el hombre puede creer en él, escucharle y obedecerle. El lugar último de las religiones es la oración. Naturalemente que en todas las religiones aparece el gran problema de interpretar la palabra de Dios y su voluntad, pero la pretensión de suprimir al mismo tiempo los intérpretes y el mensaje, el hombre que habla en nombre de Dios y el Dios que calla, quizás en nombre de la libertad humana, puede resultar excesiva.
Enero de 1991

VACACIONES EN EL MUNDO
El prodigio es esto: que estemos al aire libre, en pleno mundo, sin cuidado y sin temor; que estemos así, en mangas de camisa, ligeros de equipaje y de proyectos, sin prever, sin temer, y con un sol familiar en la cara. No pensamos ahora qué comeremos, qué beberemos, con qué nos vestiremos: lo que se nos dijo en una montaña, lo sentimos ahora realidad en otra. El espíritu de aquel sermón se nos acerca ahora, con la cariñosa docilidad de un perro estival, y se nos pone al lado. Estamos de vacaciones, de vacaciones en el mundo.
Julio de 1957

Revistas del grupo

Publicidad