Botellón

Jordi Delás, Miquel Delás, Joaquim Gomis, Joan Guasp y Jordi Pérez Colomé
1. Una vida entera no sería suficiente para definir lo que realmente es un botellón.
2. Golpe fuerte que uno se da con una botella de gran tamaño, preferentemente en la propia cabeza.
3. Por pacífico que sea no hay mayor botellón que el Océano Pacífico.
4. Principio de Peter botellonero: En un macrobotellón, cada asistente tiende a descender hasta su Nivel más bajo de Barbarie y de Incivismo.
5. En África deberían celebrarse macrobotellones de agua potable a diario.
6. Perdona que no te reconozca, es que vengo de celebrar un macrobotellón.
7. Dadme un botellón y moveré el mundo, dice el botellonero.
8. El botellón definitivo sólo se da una vez en la vida.

1. Yo para ser feliz quiero un botellón.
2. Mi abuela se fue a un botellón y aún no ha vuelto.
3. Si al botellón viene el alcalde, se le llama fiesta mayor.
4. Marido de la botella.
5. Un botellón se bebe con un vasón.
6. Padre del botellín.

1. Más hielo que neurona.
2. Barbacoa nocturna.
3. Reunión de botellas que llevan amigos.
4. Bar La Calle.
5. ¿Para cuándo un botellón de El Ciervo?
6. El botellón moderado de alcohol y ruido no es perjudicial para la salud.
7. Después del parlamento del alcalde se servirá un botellón.

1. En contra. Molestan al vecindario y ni se enteran. Incluso, a algunos les encanta molestar. Ensucian y tanto les da. Si nadie se preocupa eficazmente por ellos, ¿por qué ellos se han de preocupar por los demás?
2. A favor. Bueno es que se lo pasen bien. La amistad, el compartir, es un valor. Aunque algunos se pasen. Su futuro es oscuro, sin trabajo o en precario. Que gocen del presente.
3. Coda. Joan Gomis, años atrás, fue a una discoteca juvenil de la costa catalana con algunos maduros colaboradores de El Ciervo, que allí se sintieron explicablemente molestos con el ruido, el desmadre. Joan confesó: “Me gustaría ser como ellos”. Vale.

Revistas del grupo

Publicidad