Algunas respuestas

Varios autores
ESPAÑA ES PLURAL. ME SIENTO CÓMODO

¿Por qué todo pasa por Madrid?
Es plural como lo es todo conjunto formado por subconjuntos, y como lo es todo el mundo y cualquier pareja o grupo de personas que quiera llegar a la unidad y mantenerse en ella. Es el resultado de un proceso histórico en el que interviene la proximidad geográfica y los avatares políticos. El problema siempre consiste en saber hasta dónde quieres o te han obligado a llegar en ese proceso de búsqueda de unidades y pluralidades.
España, con todo, es plural en lenguas, en historia, en situación económica, en distribución de la renta, incluso en la idea de unidad o pluralidad en que se han educado sus ciudadanos.
Si comparo con tiempos pasados –la dictadura– evidentemente que estoy más cómodo. Si veo cómo se ha llegado a la situación actual, sin un proceso de maduración suficiente y con una Constitución que necesita reformarse pronto y en profundidad, no lo estoy.
Partiendo de una situación uniformizada, resultado de dominaciones políticas, creo que no hemos encontrado aún el punto de equilibrio que, desde la pluralidad aceptada y consciente, nos lleve a un proceso de relación entre los diversos conjuntos y subconjuntos y a una relación cómoda. Me parece una coacción absurda que la Constitución limite o prohíba la interrelación entre comunidades autónomas; me parece absurdo que todas las relaciones externas –con Bruselas, en los negocios, con el Vaticano, con Francia, Portugal– pasen primero por Madrid. Con todo, considero el proceso abierto y espero que tanto entre los valencianos como del resto de las comunidades salgan políticos y pensadores que consigan que nos sintamos cada vez más cómodos.
Vicent Cardona i Puig
Valencia

Nos quejamos porque sí
España es plural porque lo son todos los colectivos humanos. Cada individuo es diferente del otro. Consiguientemente cada grupo de individuos es diferente del otro. El mundo es plural, Europa es plural, España es plural, La Rioja y Murcia son plurales, cualquier ciudad o aldea es plural. Lo primero que habría que hacer es definir qué es “pluralidad”, entonces se podría contestar. Mientras no se defina, insisto, cualquier colectivo, sea la humanidad en su conjunto, sea la población de una aldea son todos plurales.
Me siento incluso demasiado cómodo. Si estuviera en Nigeria, o Bangladesh posiblemente no podría decir lo mismo. Me parece que el español medio tiene de casi todo. Eso lo puede decir sólo una pequeña parte de la humanidad. A veces tengo la impresión de que cuando los españoles nos quejamos, lo hacemos porque si no nos quejamos nos tacharíamos de conformistas. La España que tenemos no es la mejor del mundo. No. Pero no está mal del todo. Mejor que muchos otros países, mejor que la propia España de hace 30 años. No podemos quejarnos.
Jaime Loring
Córdoba

La cocina nos identifica
Mi padre decía “Todos hijos del mismo vientre y cada uno diferente”. Creo que no es igual una sevillana que una jota o una muñeira, también creo que ser andaluz, o sea, haber nacido en Andalucía, no es sinónimo de que te guste el flamenco o ser español y que te gusten los toros. Nos sentimos valencianos, gallegos o extremeños y también europeos ¡por qué tanta polémica con España?
He viajado algo y creo que “imperfecciones colectivas” hay en todos los países. La democracia me sirve, no me gusta el bipartidismo, cuantos más matices mejor y para finalizar creo que la cocina es lo que más identifica a un país.
José Manuel Espinosa Albert
Valencia

No me asusta la diversidad
Tengo 63 años, pero ya desde los 18 descubrí con el asombro y la alegría de un niño que nuestra España era plural: me tocó estudiar en Burgos, en el Seminario nacional de misiones, con compañeros que venían de todos los seminarios de España. En todas las fiestas y veladas yo quedaba fascinado ante tanta diversidad artística y tanta riqueza humorística, musical y literaria. Y así me fui zambuyendo “encantado” en aquel maravilloso mosaico donde cabían todas las sensibilidades y raíces de nuestra España plural. Desde entonces, no he dejado de escuchar con emoción y respeto esta magnífica “coral” a la que pertenecemos.
Me siento muy feliz, no sólo como cordobés que soy, sino como español que también soy: un español que respeta y que ama a todas las regiones de España. No me asustan ni la diversidad ni las distintas sensibilidades. Considero una gran suerte el hecho de poder vivir en una sociedad abierta, democrática y plural. Lo contrario, la “uniformidad”, no sería ni humano ni cristiano. Lo importante sería desterrar el egoísmo y equilibrar y echarles una mano a las regiones más necesitadas de nuestra España plural.
Alfonso Valverde León
Madrid


ESPAÑA ES PLURAL. NO ME SIENTO CÓMODO

Necesitamos reír más
España es absolutamente plural. Hay un pluralismo político, religioso, cultural y lingüístico, folclórico y festivo, humorístico, orográfico, climátológico y meteorológico, psicológico.
No me siento cómodo porque echo de menos estas cosas: 1) una cultura del debate en televisión, al estilo de “La clave” de Balbín, en otros tiempos. 2) Una cultura del humor en televisión. Necesitamos mucha risoterapia; nos sobra crispación y agresividad verbal. 3) Una ley electoral que obligue a los partidos políticos a debatir en televisión sus programas. 4) Una cultura política, religiosa y ciudadana más ilustrada y crítica; más comprometida con el desarrollo de valores universales; menos partidista; menos clerical; menos “clonada” por intereses de clases políticas y de “voceros oficiales de Dios”.
Elías Fernández Espina
Oviedo

Tenemos que aceptarnos
Me parece innegable que el pueblo español es, afortunadamente, una realidad variada y plural. Me basta para afirmar esto observar a la gente a mi alrededor, la que encuentro por la calle, o la que encuentro sin ir más lejos en mi círculo más cercano. Cosa bien distinta es que esta pluralidad sea bien aceptada, en eso nos queda mucho por avanzar.
Me niego a sentirme cómodo en esta sociedad, aunque es una negación con matices. Recuerdo orgulloso, aunque no lo viví, un pueblo unido luchando por los valores de la libertad, y ahora me duele ver que los jóvenes nos hemos instalado en un conformismo, del que sólo salimos algunos, y a veces. A menudo la injusticia está instalada al lado de nuestra casa, en la persona que duerme en cartones, en el inmigrante que trabaja en el súper, pero nosotros les mandamos callar, y seguimos durmiendo. Afortunadamente, aún quedan algunos “apóstoles del imposible” que me hacen esperanzarme, y seguir creyendo que parte de ese pueblo con grandes valores aún sigue vivo.
Héctor Murcia Carbonell
Madrid

«Manca finezza»
España es plural porque: a) Ha tenido una gestación plurinacional desde el siglo X.
b) Por el despertar de toda la periferia española ante el fracaso político del centralismo canovista culminó en los Estatutos catalán (1932) y vasco (1937), reconocidos por el Gobierno español republicano.
c) Por la emergencia de vectores culturales soterrados por las dictaduras borbónica, primoriverista y franquista (lengua e instituciones).
No me siento cómodo: a) por la pobreza de talante democrático en la vida política (Rajoy, tras el terrorismo de ETA; Mas, en la campaña autonómica catalana) haciendo vigente la crítica de Andreotti: “Manca finezza”.
b) Por la educación escorada y acrítica de 40 años de franquismo.
c) Por la falta de diálogo Cataluña-​Castilla visible en la impermeabilidad de la intelectualidad madrileña (Ortega, Unamuno) hacia la cultura catalana, y la pérdida de conocimiento del idioma castellano en las nuevas generaciones catalanas.
Josep Turet Claparols
Madrid


NOESPAÑA NO ES PLURAL. NO ME SIENTO CÓMODO

Falta arrimar el hombro
Siento que no nos vemos como parte de una misma realidad poliédrica, con la faz cambiante, según por donde se mire. Percibo que nos sentimos invadidos, sustraídos en nuestra circunstancia. El otro no es el complementario, sino opuesto.
Me siento juzgada si no soy igual. Proclamamos una pluralidad teórica –¿deseable?– no siempre respetada. Soñamos y luchamos por ella, sin embargo, el contrario está equivocado. ¡Pobre España!, si continuamos haciéndola a nuestra imagen y semejanza.
Qué hermoso sería ver en el otro lo que a mí me falta y, arrimando el hombro, construir la casa común que es España.
Mª Cruz Bendaña Varela
A coruña

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad