Lo que no sé

Adolf Tobeña
Los saberes instrumentales son magníficos: caminar, nadar, ir en bici, conducir un automóvil, cocinar, dominar algunas lenguas, manejar procedimientos para entender textos filosóficos o científicos, manejar instrumentos tecnológicos; distraerse, escribir, conocer la historia natural y la de los hombres es también estupendo; atrapar la geografía, las costumbres y el talante de algunos lugares; penetrar en los resortes de la maldad y las traiciones de los hombres y las mujeres es aleccionador y estimulante, pero quizá los saberes que tiendo a más valorar son los que no tengo: dominar un instrumento musical, unas cuantas lenguas más, buenos instrumentos neuronales para los procedimientos matemáticos.

Revistas del grupo

Publicidad