El frío de la vejez

Joan Massana
Así, a botepronto diría que no se me ocurre nada. Si estuviéramos en el oeste diría que no temo a nada. Pensándolo mejor y dándome cuenta de que no soy ni un gunman ni tengo edad para escribir “chorradas” creo que aquello a lo que tengo miedo es al frío. Me parece que es Josep Pla el que dice que el envejecimiento consiste en un progresivo enfriamiento. Siempre he tenido terror a tener las manos y los pies fríos. Mi tía decía que tenía poca virtud. Después de este diagnóstico yo procuraba que no se enteraran los curas del colegio.
De modo que a nadie le extrañará que celebre cordialmente el eventual calentamiento del planeta. La pega es que al parecer, este proceso es cósmicamente demasiado lento.

Revistas del grupo

Publicidad