Un gran narrador

Liliana Tolchinsky
Miquel Siguan era un pensador polifacético socialmente comprometido, erudito, políglota. Son muchas, sin duda, las cualidades que podrían enumerarse de este personaje tan querido. Quisiera detenerme en una, quizás menos rimbombante pero más tierna y profunda. Me refiero a su cualidad de narrador. El doctor Siguan era dueño de innumerables historias y sabía desplegarlas como pocos. Antes de un acto académico, durante un viaje, entre ponencia y ponencia en algún congreso; cualquier ocasión era propicia para desandar el relato y embelesarnos. No eran sólo historias de la guerra, de la independencia de Macedonia o de la constitución de la Comunidad Europea; no eran sólo relatos de imponente relevancia social, de los cuales siempre ofrecía un matiz desconocido. Eran también historias de personas, algunas destacadas, otras no tanto y de muchos rincones de nuestro entorno que lograban involucrar a protagonistas y audiencias en una trama de afecto y humor. Echaremos mucho de menos sus historias.

Revistas del grupo

Publicidad