Blog  

Categoría de las publicaciones / Jaume Boix

534
5-04-2016
¡Qué Panamá! Con esta expresión –habitual, dice, en Francia a principios del siglo XX–, John Le Carré encabeza su novela El sastre de Panamá. Significa que un conflicto es insoluble. ¡Qué Panamá!, es decir, ¡qué panorama, qué lío, que pastel, qué empanada, que chanchullo! El sastre de su novela va tomando las medidas a una caterva de personajes a cual más corrupto. Y el MI6 lo recluta, claro. No con argumentos patrióticos sino con los que se llevan en su ambiente y suelen ser parecidos: dinero, coacción, chantaje. El sastre de Panamá lo que narra, como casi todo en Le Carré, es un desastre, un desastre de mundo, que es el nuestro. ¡Qué Panamá! Leer más
Si esa moda de expedir certificados de persona non grata sigue extendiéndose, pronto uno no será nadie si no puede añadir esa condición a su currículo. Hasta tal punto está despersonalizada nuestra sociedad que quizá habrá quien luche por conseguir el título y oposite con fervor a obtenerlo en su afán de, aunque sea no grata, ser considerados persona. Hemos visto como muchas corporaciones locales se han apuntado al beneficio de repartir con soltura diplomas, títulos y loores a veces se diría que por mero interés propagandístico de proyección de la localidad cuando no de su edil imponente de la medalla. Hijo adoptivo, ciudadano de honor, vecino predilecto, honorable compatricio, paisano distinguido, visitante ilustre… Pero ahora ya se ve que todo eso era muy fácil. Lo realmente meritorio es que, habiendo sido primero gratificado, de repente la ilustre corporación revoque su declaración de amor, apostate de su querencia y declare no grata a la persona. Eso es ya un grado superior y por ello deberían moderar las corporaciones esa carrera actual por nongratear para justamente ponerlo algo más difícil a los candidatos y a la altura de la misma denominación, que remite a algo realmente misterioso, serio y solemne. Leer más
568
5-01-2016
Aitor Cebrián Montiel, de 21 años, dedica unas horas al día a entrenar a los benjamines del club de fútbol de su pueblo, Aielo de Malferit, en Valencia. Hace poco su equipo recibió en partido de campeonato la visita del Contestano, de la localidad alicantina de Cocentaina. El padre de uno de los niños del equipo visitante tuvo necesidad de ir al lavabo del vestuario minutos antes de empezar el partido y desde allí no es que escuchara sino que no pudo evitar oír claramente una voz que provenía de la caseta del equipo local. Era la de Aitor Cebrián, que daba instrucciones a sus jugadores. Leer más
La casualidad ha querido que esta nueva vía de comunicación, El Blog de El Ciervo, se abra coincidiendo con el 10º aniversario (en diciembre) de la muerte de Lorenzo Gomis. Lorenzo dirigió y animó la revista durante cinco décadas y media, desde su inicio en 1951. Es justo que lo recordemos y es siempre agradable y provechoso hacerlo; como hará también la Universidad Ramon Llull de Barcelona el 1 de diciembre. En la facultad de comunicación Blanquerna se presentará el libro La primavera no es noticia, una colección de los artículos que Lorenzo dedicó al periodismo en su columna de La Vanguardia. Leer más