Blog  

Categoría de las publicaciones / Josep Maria Margenat

Sabemos que en noviembre habrá elecciones, con gobierno o sin gobierno socialista, pero no me refiero a esta "hora socialista", sino a la hora europea y de largo aliento a que están llamados los socialistas. Claro que para esa hora llegue es necesario formar un buen gobierno de cambio, pero no a cualquier precio. Oímos o leemos: "el régimen del 78". Con la monarquía parlamentaria de 1978 acabaron 36 años de dictadura militar (1939-1975) y, aunque podía haber sido una república parlamentaria, el pacto fundó una constitución democrática de una monarquía parlamentaria, homologable a otras democracias europeas, monárquicas o republicanas. Quien pretende desacreditar y "superar" engañosamente o quien se apropia de aquel momento para fijar una única lectura oclusiva, no sirve a la democracia, sirve sólo a sus intereses ideológicos o puramente crematísticos, si es que ambos no convergen. La monarquía parlamentaria es de todos los españoles: quiere y debe integrar a todos. Es integradora a fuer de reconocer la diversidad. Es integradora porque no excluye a nadie del pluralismo, ideológica, social o nacional. Leer más
​Nos podemos poner de acuerdo en muchas cosas, pero en otras no solemos. Por ejemplo, cada uno piensa sobre el origen de la Transición de una manera. El historiador Santos Juliá la hace comenzar en 1937 y no le falta razón. Otros piensan que fue la Ley 44/1967 de 28 de junio de libertad religiosa que Franco no quería aprobar tras el Concilio, pero el general Muñoz Grandes le convenció: sí, lo que había dicho el Concilio sobre la libertad religiosa el 7 de diciembre de 1965 era válido también para España. La huelga general pacífica (HNP) que el Partido comunista defendió desde 1956 es otro buen motivo para que algunos piensen en el comienzo de la Transición. ¿Pudo ser el giro pro-occidental en septiembre de 1942 cuando Serrano Suñer perdió todo el poder? Otros pensaron que la Transición empezaba el día que el almirante Carrero Blanco saltó por los aires en la madrileña calle Claudio Coello. Hay tantos comienzos de la Transición como transiciones. Leer más