Blog  

4 Resultados de etiquetas por migrantes

José Ramón Alonso ha sido el ganador del 43 premio El Ciervo Enrique Ferrán de artículos. Felicitamos al premiado y a todos los participantes en esta edición, que convocamos sobre el tema Migrantes en un mundo nuevo y ha tenido una concurrencia muy destacable: 155 originales llegados de 20 países. Llegados. Las personas emigran, los artículos permanecen en esa nube o nebulosa que envuelve el globo, disuelve fronteras, elimina obstáculos geográficos, abre murallas, salta muros y esquiva alambradas que los migrantes no pueden fácilmente salvar. Leer más
"No vienen a robarnos nuestro país, vienen a hacer de él un país mejor", escribe José Ramón Alonso en su artículo ganador del 43 Premio El Ciervo-Enrique Ferrán. Son palabras sensatas que resuenan también en los artículos finalistas en los que se describen testimonios personales y familiares de gran valor. Todos somos, hemos sido o seremos migrantes. Conviene acordarse. Y hoy más que nunca, cuando un ominoso pacto de la derecha en Andalucía ha puesto en el punto de mira a 50.000 migrantes para vergüenza de todos. Convendrá acordarse. Leer más
No es la solución dejar de recoger náufragos, prohibir la venta de manteros, desalojar de las plazas a los niños de la calle. Las tres acciones tienen el cariz absurdo de las tentativas egoístas que persiguen tratar consecuencias sin el menor respeto a las causas. No se puede hacer una propuesta sin analizar profundamente las repercusiones. Es la mejor definición de irresponsabilidad y tiene algo de cinismo intervenir por activa o por pasiva en un sistema y observar lo que ocurre. Leer más
Es bueno aprovechar las oportunidades cuando se presentan, se dice, pero hacerlo no es tan sencillo. Requiere afinar los sentidos: vista y olfato para verlas venir, oído para entenderlas, gusto y tacto para atenderlas; pide además algo de suerte y un equilibro entre prudencia y cierta osadía, ser cauto sin temer al fracaso. Quizá nos engañan los sentidos, pero se diría que la resaca de la pandemia de covid-19 nos está dejando ante una de esas raras ocasiones que no deberíamos dejar pasar. Llamémosle reconstrucción, reconstitución, renacimiento, reinicio o incluso si se quiere revuelta, en su doble sentido. El caso es que algo hay que hacer con los restos del naufragio de este Titanic que es el sistema económico y social, tan sólido que parecía invulnerable, tan pesado que se ha hundido en un plis plas. Tres meses con el motor en punto muerto han bastado para que nuestro mundo se fuera a pique dando muestras de una fragilidad, por no decir corrosión y podredumbre de sus estructuras, que ha asustado a los severos guardianes del sistema. Leer más